La NFL y sus jugadores logran progresos en busca de un acuerdo laboral para volver a la actividad y salvar la temporada del 2011, en riesgo por el actual cierre patronal.

Al final de tres largos días de conversaciones, la liga y el sindicato dijeron el viernes en un comunicado que "las discusiones de esta semana han sido constructivas y se han realizado progresos en una gama amplia de asuntos".

Las delegaciones legales y financieras de las partes continuarán trabajando el fin de semana. El titular de la asociación de los jugadores de la NFL, DeMaurice Smith, dijo que conversará o se reunirá de nuevo con el comisionado de la NFL, Roger Goodell, en los dos próximos días.

Las partes tienen previsto dirigirse a Minneapolis a principios de la semana venidera para encontrarse con el mediador, el juez federal Arthur Boylan.

Después de cuatro meses del cierre patronal, los jugadores y los propietarios se disponen a analizar ahora otros temas como los contratos de los novatos y el tope salarial.