La mayoría de los 33 mineros que permanecieron sepultados 70 días a 700 metros de profundidad presentaron el viernes una millonaria demanda contra el Estado chileno por negligencia.

La acción judicial fue presentada ante el noveno juzgado civil de Santiago a nombre de 31 mineros por el abogado Edgardo Reinoso. Los mineros exigen una indemnización equivalente a unos 16,5 millones de dólares.

"Sernageomin (el Servicio Nacional de Energía y Minería) lamentablemente, no hizo bien su trabajo y eso hay que aclararlo, tiene que haber la justicia que corresponde", dijo al diario La Tercera Mario Sepúlveda, uno de los mineros.

Los mineros reclaman una compensación al Estado por la supuesta negligencia del Sernageomin, al no ejercer una debida supervisión de las actividades y seguridad en la mina, que tiempo antes había tenido otro accidente que le costó una pierna a un minero.

Reinoso, un abogado del puerto de Valparaíso, no respondió los llamados de AP.

En septiembre, cuando los 33 trabajadores permanecían sepultados, el abogado había interpuesto otra demanda contra los dos propietarios del yacimiento en la ciudad de Copiapó, distante 50 kilómetros de la mina de oro y cobre San José.

En esa oportunidad la demanda fue de 27 mineros y exigió el pago de una compensación por el equivalente a poco más de 10 millones de dólares.