El tiempo se agota para que la temporada 2011 de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) pueda disputarse completa y los directivos del sindicato de jugadores y de los dueños están ya muy cerca de conseguir el acuerdo definitivo sobre el nuevo convenio laboral.

Además, las grandes figuras de la NFL ya han hecho público su deseo que se llegue a un acuerdo a como de lugar y comenzar a trabajar lo antes posible en los campos de entrenamiento.

Esta petición ya calado en los negociadores que esta noche han alcanzado un acuerdo importante sobre el tope salarial para los novatos, que será de 120 millones de dólares, 21 menos de los que en principio habían pedido los jugadores.

El escollo del salario y los contratos para los novatos era el mayor a superar y todo parece indicar que a partir de ahora se empezarán a cerrar el resto de los términos que ya estaban prácticamente acordados.

Los dueños tendrán la opción de ampliar a un quinto año el contrato de un novato por una cantidad predeterminada de dinero, con base en el desempeño de ese jugador durante los cuatro anteriores del acuerdo a fuentes cercanas a las negociaciones, que siguen siendo confidenciales.

Los dueños y jugadores están en el tercer día consecutivo de largas negociaciones en busca de resolver el estancamiento que ha mantenido cerrada la NFL por cuatro meses. Se espera que se reúnan otra vez el viernes.

Mientras, los mariscales de campo Tom Brady (New England), Peyton Manning (Indianápolis) y Drew Brees (New Orleans), que han interpuesto una demanda antimonopolio contra la NFL, dijeron el miércoles que "ha llegado el momento" de llevar a buen fin las negociaciones y de levantar el cierre patronal de la liga.

Todos ellos admitieron que la oferta contractual de los jugadores es "justa para ambas partes".

Brady, Manning y Brees se pronunciaron colectiva y públicamente por vez primera desde que se dio el cierre patronal, siendo una muestra de que las negociaciones han entrado en la recta final del entendimiento.

Tanto el jefe de la asociación de jugadores DeMaurice Smith, como el comisionado de la NFL, Roger Goodell, y Jeff Pash, el principal negociador de la liga, son conscientes que la ventana de las discusiones se está cerrando y debe llegar la solución final al primer paro de la paro de la NFL desde 1987.

Los plazos vencen la próxima semana para abrir a tiempo los campos de entrenamiento y para que comience la pretemporada como estaba previsto.

Aunque parece que las partes han acordado los elementos básicos sobre cómo dividirse los más de 9.000 millones de dólares en ingresos anuales que genera la NFL, uno de los puntos de conflicto en fechas recientes ha sido la manera de estructurar un nuevo sistema salarial para los novatos, así como las reglas sobre los agentes libres.

Ambos han sido superados en las negociaciones que han tenido lugar hoy, jueves, en Nueva York, y de ahí que el final del cierre patronal está cada vez más cerca dentro de la NFL.

Brady, Manning y Brees recordaron en su comunicado la pasada noche que era el momento adecuado para superar las diferencias y centrarse en el apartado deportivo.

"Esta es la época del año en que nosotros, como jugadores, ponemos nuestra atención en el deporte y en el campo. Esperamos que los dueños compartan este sentimiento", destacaron las estrellas de la NFL.

Por su parte, la liga también ofreció un comunicado en el que compartían el mismo sentimiento y deseos de cara al futuro de la competición.

"Compartimos el punto de vista de que ha llegado el momento de llegar a un acuerdo, de modo que todos regresemos al fútbol americano y a una temporada completa en el 2011. Trabajamos duro con el equipo negociador de los jugadores, todos los días, en busca de completar un acuerdo lo más pronto posible".

Todo parece indicar que ese deseo por ambas partes puede verse cumplido en las próximas horas y la temporada 2011, como se había pronosticado, se disputará con total normalidad, pero bajo los nuevos parámetros financieros que han establecido los dueños de los equipos, que al final serán los grandes triunfadores.