La producción industrial de Estados Unidos aumentó un 0,2 % en junio, el primer incremento en dos meses después de los trastornos en los suministros que siguieron al terremoto en Japón, informó hoy la Reserva Federal.

Después de una disminución del 0,1 % de la producción industrial en el mes de mayo la mayoría de los analistas había calculado un incremento del 0,4 % en junio.

La producción fabril, que representa casi el 12 % de la actividad económica de EE.UU. y sigue constreñida por la cautela de los consumidores, mantuvo en junio el nivel de producción del mes anterior.

El informe de la Reserva muestra que la producción de vehículos automotores y sus partes disminuyó un 2 % el mes pasado. Si se excluye la industria de vehículos, la producción fabril subió un 0,2 % en junio después de un incremento del 0,1 % el mes anterior.

La producción minera, que incluye la perforación petrolera, subió el mes pasado un 0,5 %, y la producción de las plantas de servicios públicos aumentó un 0,9 % después de una caída del 2 % en mayo.

La tasa de utilización de la capacidad industrial se mantuvo en junio en el 76,7 %, comparado con un promedio del 79,5 % en los últimos 20 años.