Parlamentarios de la oposición boliviana denunciaron hoy que el partido del presidente Evo Morales está imponiendo sus candidatos a los máximos tribunales del poder judicial, viciando la elección de magistrados de octubre próximo, y que por ello promoverán el voto nulo.

El diputado conservador Luis Felipe Dorado declaró hoy a Efe que estuvieron "circulando" en la Asamblea Legislativa listas que elaboró el oficialismo con los nombres de los postulantes que deben preseleccionar los parlamentarios.

También denunció que 14 de los 18 magistrados que Morales nombró por decreto el año pasado para cubrir vacantes en el poder judicial se postularon para octubre y están entre los seleccionados por la mayoría oficialista del Parlamento.

"Siguen las anomalías en este proceso (...) Se ha consolidado el atropello a este proceso. Están ratificando a los candidatos que el presidente puso a dedo a través de un decreto a la Corte Suprema y al Tribunal Constitucional", afirmó.

Según Dorado, la Constitución prohíbe a los magistrados optar por la reelección, pero el Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de Morales, "los está metiendo" en la lista final de candidatos, que debe entregarse esta semana.

El diputado Javier Zabaleta, que apoya al MAS, negó que haya listas previas de candidatos, pero su colega oficialista Lucio Marca, que preside una de las comisiones encargada del proceso, admitió a los medios que las nóminas fueron elaboradas por consenso interno de ese partido.

Ante ello, la oposición decidió votar nulo en la preselección de candidatos y promoverá para octubre esa misma forma de sufragio, que está reconocida en la ley del Régimen Electoral, a pesar de que el Gobierno y el Tribunal Electoral, dominado por oficialistas, amenazan con procesarlos por ello.

El líder del Movimiento Sin Miedo (MSM), Juan del Granado, que estuvo aliado con Morales hasta el año pasado, anunció que buscará convertir las elecciones judiciales en un plebiscito contra el mandatario si el MAS persiste en su afán de "copar" los máximos tribunales judiciales.

"Estamos ante el riesgo de que se nos prive de la posibilidad de elegir, de que se nos obligue a votar, pero no a elegir, de que se nos obligue a convalidar y no revalorizar la justicia", dijo.

El Colegio Nacional de Abogados pidió una nueva convocatoria para la preselección de candidatos por considerar que el actual proceso no da prioridad a la "idoneidad profesional de los candidatos", sino a su "afinidad político-partidaria", informaron medios locales.

El Parlamento debe preseleccionar a 125 candidatos a los 56 cargos de magistrados de los máximos tribunales de justicia.

El vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, dijo hoy que "los viejos partidos, los malvados", critican el proceso porque "no quieren que el pueblo elija", para "seguir nombrando a los jueces entre ellos", y negó que Morales haya impuesto candidaturas.