La Armada se incautó de tres semisumergibles que dijo tenían capacidad para transportar de una a tres toneladas de cocaína desde Colombia hasta las costas de Centroamérica, se informó el viernes.

Los tres aparatos son del modelo que sólo mantiene debajo del agua una parte de su estructura. Hay otras de estas naves de diseño más avanzado que pueden navegar totalmente sumergidas.

A pesar de no poder estar completamente debajo del agua, las naves presentan una innovación y es una proa en forma de una "V'' profunda y afilada que "les permite atravesar las olas y les pasen por encima", explicó en diálogo telefónico el vicealmirante Ricardo Galvis, jefe de Operaciones Navales de la Armada y al frente del operativo de decomiso.

Los tres semisurmergibles, fabricados en fibra de vidrio, fueron descubiertos el lunes por unidades de guardacostas que habían recibido pistas sobre esos equipos en una remota y selvática región en aguas del Caribe colombiano, donde no hubo detenidos ni se halló cocaína, agregó el oficial. Tomó varios días transportar los equipos hasta una estación de guardacostas en el noroeste del país.

Dijo que los tres semisumergibles --uno de mayor tamaño que los otros dos-- fueron encontrados en un astillero artesanal en la zona costera de Necoclí, en el departamento de Antioquia y a unos 540 kilómetros al noroeste de Bogotá.

Dos de los semisumergibles aún estaban en construcción y un tercero estaba listo para ser cargado, dijo.

El que ya estaba listo, porque tenía dos motores fuera de borda ya colocados, era uno de los dos más pequeños: de unos nueve metros de largo y entre 2,5 a 2,8 metros de ancho, dijo Galvis.

El más grande tenía 12 metros de largo y tres de ancho, aseguró.

Con los dos motores fuera de borda y un tercero de repuesto, los tres podían desplazarse a unos 18 nudos, o 18 millas por hora, y navegar por tres a cinco días, permitiéndoles llegar hasta países de Centroamérica, añadió.

Los aparatos tienen capacidad para transportar a dos tripulantes y entre una a tres toneladas de cocaína, aseguró. El de mayor tamaño tenía capacidad para unos 1.000 galones de combustible.

Las autoridades sospechan que la banda de "Los Urabeños" es la propietaria de las naves porque es la zona de influencia de ese grupo de narcotraficantes.

Desde 1993, cuando se produjo el primer decomiso de un semisumergible --ocurrido en la isla de Providencia en las costa del Caribe colombiano--, y hasta ahora las autoridades se han incautado de 66 de estos artefactos, aseguró.

En lo que va del 2011, añadió Galvis, han sido decomisados seis semisumergibles, incluyendo los tres de esta semana, y un sumergible.