El alero Serge Ibaka recibió el viernes la nacionalidad española, lo que despeja el camino para que pueda ayudar a España a defender su título en el campeonato europeo de baloncesto este verano.

"España es un país que me ha dado mucho", dijo Ibaka luego que el Consejo de Ministros de España aprobase su solicitud de ciudadanía. "Será un honor poder pagarle a España en la cancha por todo lo que me ha dado".

Ibaka, de 21 años, nació en la República del Congo, pero jugó para clubes españoles durante tres años, antes de pasar a la NBA en el 2009. DE acuerdo con reportes de la prensa española, Ibaka mantiene residencia en Barcelona.

Ibaka deberá jurar lealtad a la corona española y la constitución para completar el proceso de nacionalización, antes de poder sumarse a Pau Gasol y Marc Gasol para formar una formidable delantera para España.

"Pau es posiblemente el pivot más talentoso, con los mejores fundamentos, en la NBA", dijo Ibaka. "va a ser un sueño jugar con él".

Los dos finalistas en el torneo europeo, que comienza el 31 de agosto en Lituania, se clasifican automáticamente para las Olimpiadas del Londres en el 2012, mientras que los ocupantes del tercero al sexto puestos pasan a un torneo preolímpico.

Con Ricky Rubio y Rudy Fernández de bases, España tiene grandes posibilidades de retener el título.