El gobierno haitiano ha comenzado a sacar a las 30 familias del aparcamiento de un estadio, donde habían vivido desde que el terremoto del año pasado las dejó sin hogar, informó el viernes un funcionario.

Los haitianos comenzaron a abandonar el estacionamiento del Estadio Nacional en el centro de Puerto Príncipe después de que el gobierno haitiano hizo entrega de los cheques.

El asesor presidencial Pierre Richard Duplan dijo que el gobierno está pagando 250 dólares a cada una de las 30 familias a cambio de que deje el estacionamiento. El gobierno quiere que el terreno quede disponible para los sucesos deportivos.

Los residentes del estacionamiento del estadio forman parte de las 30.000 personas que el gobierno haitiano planea reubicar de seis importantes campamentos para refugiados a vecindarios remodelados después del sismo de enero. Se estima que dieciocho meses después, cerca de 634.000 personas viven en 1.000 asentamientos, de acuerdo con la Organización Internacional para la Migración.

Algunas de las 30 familias que se marcharon el viernes se quejaron, al señalar que un sitio alterno instalado por el gobierno no está listo, por lo que se han quedado sin un lugar donde vivir. Unas 400 familias han vivido en el lote y Duplan señala que pasarán varios días antes de que todas salgan.

Duplan, el alcalde de Puerto Príncipe Jean Yves Jason, y policías haitianos se presentaron el viernes por la mañana para comenzar con el operativo de reubicación.

Empleados de la oficina de Protección Civil también llegaron y colocaron mesas para anotar los nombres de las 444 familias que buscaron refugio en el estacionamiento.

Patrick Rouzier, asesor de vivienda y reconstrucción del presidente Michel Martelly, informó que el esfuerzo de reubicación del gobierno incluye al estadio, pero agregó que no había comenzado oficialmente.

"Nuestro plan todavía no ha comenzado", dijo Rouzier por teléfono, agregando que se había reunido con Jason el jueves y que investigarían el incidente el sábado. "El eligió seguir adelante".