David Ferrer, segundo favorito, arrolló al austríaco Andreas Haider-Maurer (6-1 y 6-1) y alcanzó las semifinales del torneo de Bastad, que se disputa sobre tierra, donde se enfrentará al también español Nicolás Almagro, vigente campeón.

Ferrer, sexto jugador del mundo, tardó 55 minutos en despachar a su adversario. Fue un trámite para el tenista de Xávea, campeón de esta competición en el 2007 y que pretende ahora reconquistar para ampliar su cosecha de éxitos en el 2011, hasta ahora sostenidos por los títulos en Acapulco y Auckland.

David Ferrer se enfrentará en semifinales a su compatriota Nicolás Almagro, que batió al sueco Michael Ryderstedt (6-4 y 7-6 (4)), en una hora y diecisiete minutos.