El presidente salvadoreño, Mauricio Funes, se desvinculó hoy de la crisis entre los órganos del Estado, ya que aseguró que el decreto que modifica el sistema de votación en la Sala de lo Constitucional se "originó" en la Asamblea Legislativa y él lo firmó para "elevar la calidad del consenso".

"El decreto 743 fue un iniciativa que surgió y se originó desde la Asamblea Legislativa, no es una iniciativa de reforma que este servidor presentó", sino que es "una iniciativa que promovieron un grupo de diputados", dijo Funes en rueda de prensa.

Argumentó que aprobó el decreto porque "en ningún momento" condiciona o "amarra las decisiones" de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, y que lo hizo con el "propósito" de "elevar la calidad del consenso" dentro de esa instancia.

El decreto fue aprobado el pasado 2 de junio por los derechistas Partido Demócrata Cristiano (PDC), Partido de Conciliación Nacional (PCN) y la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) y fue sancionado por Funes ese mismo día.

Con dicho decreto se eliminó la validez de la votación de cuatro de cinco de los magistrados para las sentencias y en su lugar se instituyó la unanimidad.

Con el mecanismo anterior, la Sala eliminó el pasado 29 de abril la existencia jurídica de los partidos PCN y PDC, por no haber alcanzado los votos necesarios para subsistir como institutos políticos después de las elecciones de 2004.

La obligatoriedad de la unanimidad ha levantado muchas críticas al Gobierno salvadoreño y confrontaciones entre los diferentes órganos del Estado.

El gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional(FMLN) no dio sus votos para aprobarlo.

Recientemente Funes expresó que no iba a perder su tiempo en "confrontaciones estériles" y que no mediaría en el conflicto; sin embargo, la semana pasada en el pleno legislativo se conoció una propuesta impulsada por el Ejecutivo para reformar la Ley de Procedimientos Constitucionales que, entre otras cosas, propone derogar el decreto causante de la crisis.

Además, la propuesta establece que para declarar una ley inconstitucional la Corte deberá llamar en un plazo no mayor de 15 días a la Asamblea y al presidente del país a una audiencia publica para escuchar sus argumentos luego de haberlos recibido por escrito, entre otros.

El politólogo Antonio Martínez Uribe dijo recientemente a Efe que dichas propuestas "no parece ser una salida a la situación" porque crearían "más ataduras" a la Sala.

Sin embargo, Funes aclaró hoy que "la iniciativa que he presentado a la Asamblea Legislativa no es para complicar las cosas", sino "para avanzar de una manera más estructural en el entendimiento y en la armonía que debe haber en los diferentes órganos del Estado".

Añadió que la reforma busca actualizar la "Ley de Procedimientos Constitucionales, que data desde 1960 y toda ley es susceptible de ser reformada", justificó.

Por el momento, la propuesta de ley ha sido enviada a la Comisión de Legislación de la Asamblea Legislativa para ser estudiada.