La última novela del escritor chileno Hernán Rivera Letelier, "El escritor de Epitafios", deja a un lado el desierto y las minas para centrarse en una historia de amor y amistad entre ángeles, en la que ha trabajado durante siete años, dijo hoy a Efe el autor.

Se trata de un libro que se sale de la pampa (desierto) y que transcurre en Antofagasta, localidad chilena en la que el escritor pasó gran parte de su vida y que considera su ciudad, según señaló durante una firma de ejemplares en una céntrica librería de Santiago.

"Tardé 7 años en escribir el libro, normalmente me demoro 2 años pero en este me di cuenta de que me faltaba vida por vivir para poder escribir y tuve que vivir algunas experiencias para entender lo que quería contar", explicó Rivera, ganador en 2010 del premio Alfaguara de novela por "El Arte de la Resurrección".

"El escritor de Epitafios" es, indicó, una obra "casi autobiográfica" con algunos personajes reales, aunque transfigurados en la novela, ya que el relato transcurre en un café de la ciudad al que Rivera Letelier solía acudir con sus amigos, a los que también hace referencia en el libro.

En la historia no existen los ángeles con alas, son las personas las que se figuran en ángel para entregar un mensaje o salvar a alguien de una catástrofe.

Es la segunda vez que el autor no centra su obra en el desierto, la primera fue en "Canción para caminar desde las aguas", una novela que escribió en 2004 y cuyo escenario es la ciudad de Arica.

"No fue mi decisión, yo no planeo nada, los temas me salen de dentro, yo escribo lo que me sale de las tripas", explicó el también autor de "La reina Isabel cantaba rancheras", al tiempo que relató que se trata de una historia sobre la camaradería en la que tuvo que buscar un lenguaje, un tono y una estructura distintos.

Según Rivera Letelier, el libro se publicó la semana pasada y ya está en el ránking de los más vendidos.

"También se puede encontrar en las veredas pirateado, pero no tengo problemas con eso", concluyó.