Las autoridades croatas desalojaron el viernes a más de 200 personas después de que las llamas arrasaron con bosques de pino en la isla adriática de Brac.

El servicio de rescates del estado informó que decenas de bomberos intentaban el viernes de contener las llamas, que han destruido cientos de acres de bosque y tierras de cultivo.

La televisión estatal reportó que las columnas de humo podían verse desde el pueblo costero de Split. Turistas y residentes de la zona en peligro fueron desalojados el jueves por la noche a otras partes de la isla.

Croacia, al igual que el resto de los Balcanes y gran parte del Europa del Este, enfrenta una ola de calor con temperaturas que alcanzan los 45 grados Centígrados (113 Fahrenheit) en algunas áreas.