La hija del expresidente Bill Clinton, Chelsea Clinton, viajará a Alemania para animar al equipo estadounidense en la final de la Copa del Mundo Femenina de fútbol, informó hoy la prensa local.

La selección estadounidense se medirá el domingo con Japón y, si sale vencedora, levantará su tercera Copa del Mundo tras los títulos de 1991 y 1998.

El embajador de EE.UU. en Alemania, Philip Murphy, también formará parte de la "delegación presidencial" estadounidense en la competición deportiva, según indicó el USA Today, así como Jill Biden, esposa del vicepresidente de EE.UU., Joe Biden.

De coronarse vencedora, la actual selección obtendría otro gran logro después de hacerse con la medalla de oro en las Olimpiadas de Beijing en 2008.

El vicepresidente Biden viajó junto a su esposa el verano pasado a Sudáfrica para asistir a la Copa del Mundo masculina, pero en esta ocasión tendrá que quedarse en Washington debido a las conversaciones en marcha sobre la negociación de la deuda.