El Gobierno de Brasil entregó hoy a Ecuador la ratificación del tratado constitutivo de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), tras convertirse en el décimo país en aprobar la carta magna de la organización.

"Es una ocasión histórica para Brasil", dijo su ministro de asuntos exteriores, Antonio Patriota, tras la ceremonia, realizada ante la presencia de la secretaria general de la Unasur, la colombiana María Emma Mejía, en la cancillería de Ecuador porque el país andino es el depositario del acuerdo.

El Tratado constitutivo entró en vigencia el pasado 11 de marzo, tras su ratificación por parte de Uruguay, con lo que se completaron las nueve naciones que se requerían para ello.

Patriota dijo en español que la Unasur es "un proyecto que nos une a todos de forma fraterna y hoy día ya no (hay nadie) más en Brasil quien imagine que nuestro destino no esté muy próximamente asociado al de todos nuestros vecinos".

Por su parte, el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, dijo que su país ha invitado a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, a que visite Ecuador y anunció que el ministro de sectores estratégicos, Jorge Glas, estará en Brasil entre el 25 y 29 de julio para atraer a empresas brasileñas.

Uno de los asuntos en la agenda de Patriota era la negociación entre Ecuador y la petrolera brasileña Petrobras sobre la indemnización que el Gobierno de Quito le dará por sus activos, tras el fin unilateral del contrato de explotación que tenía con el Estado.

Patiño no quiso entrar en los detalles de las conversaciones, pero dijo estar seguro de que el caso no perjudicará la relación entre ambos países, ni tampoco las posibles inversiones de empresas brasileñas en Ecuador.

Por su parte, Patriota afirmó que "hay un interés cada vez más grande del sector privado brasileño por la cooperación estrecha con nuestros vecinos sudamericanos y sin excepción alguna, aquí en Ecuador obviamente hay mucha oportunidad y dinamismo, y queremos ser parte de este esfuerzo de desarrollo".

Petrobras estima en unos 160 millones de dólares su inversión no amortizada y reclama que el Gobierno de Ecuador le abone también una rentabilidad sobre esa cantidad, según dijo esta semana el ministro ecuatoriano de Recursos Naturales no Renovables, Wilson Pástor, quien señaló que aun no hay acuerdo sobre el tema.

Petrobras no aceptó los nuevos contratos presentados por el Gobierno del país andino a las petroleras privadas, por lo que decidió salir del país en noviembre de 2010 y desde entonces negocia con Ecuador una compensación por sus activos.

En la comparecencia ante la prensa, Patiño informó de que su país ha entregado a Brasil para su revisión un borrador de un memorando de entendimiento para promover el turismo entre ambas naciones, facilitar el financiamiento para empresas que hagan negocios con Brasil y atraer inversión, que esperan firmar próximamente.

También dijo que "en muy pocos meses" Brasil volverá a ser un destino para el banano de Ecuador, el mayor exportador del mundo de ese producto, pues en 1994 le había cerrado su mercado por razones fito-sanitarias.

Tras su reunión con Patiño, Patriota se encontrará con Mejía en la sede de la Unasur y será recibido en el Palacio Presidencial por el mandatario de Ecuador, Rafael Correa.