La conflictividad social en Venezuela aumentó al registrarse un 50 % más de protestas en el primer semestre de 2011 con respecto al mismo periodo de 2010 y al mismo tiempo la represión de las manifestaciones públicas se redujo un 36 %, informaron hoy las organizaciones Espacio Público y Provea.

Las organizaciones no gubernamentales Espacio Público y el Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea) registraron 2.635 manifestaciones públicas en el país sudamericano con un promedio de siete protestas al día durante los seis primeros meses del año.

"A finales de junio alcanzamos el número de manifestaciones al que llegamos el año pasado en octubre", explicó en una rueda de prensa el director ejecutivo de Espacio Público, Carlos Correa, al señalar que si continúa esta tendencia 2011 se convertirá en el año con más movilizaciones desde que gobierna Hugo Chávez (1999).

"En definitiva, -dijo- ante la ausencia de respuestas por parte del Estado la gente sigue recurriendo a la movilización de calle como mecanismo para reivindicar derechos".

Las demandas más comunes fueron las relacionadas con derechos laborales, 989 de enero a junio, que aumentaron un 107 % respecto al primer semestre de 2010, cuando se contabilizaron 478.

Sin embargo, Correa destacó que "sin duda, los movimientos que tuvieron mayor crecimiento (...) fueron los vinculados al derecho a la propiedad", que aumentaron un 683 %, pasando de 6, en 2010, a 47, en 2011.

En este sentido, señaló a los trabajadores como "el sujeto social que se está moviendo" y que representa el 31,59 % entre los sectores que se han movilizado en Venezuela durante los pasados seis meses.

En el estudio realizado por Espacio Público y Provea se refleja un descenso del 36 % en la represión de las protestas respecto a 2010 y cifra en 59 las manifestaciones reprimidas entre enero y junio, un 2,49 % del total de 2011.

También bajó un 77 % el número de personas heridas durante su participación en protestas públicas, 70 personas en total frente a las 301 que fueron lesionadas en 2010.

"Parece que (en el Gobierno venezolano) se asienta un política (...) de que efectivamente se respete este ejercicio" de protesta, apuntó Correa.

En una nota de prensa, las ONGs indicaron que aunque el 98 % de las protestas fueron pacíficas tres personas han muerto en manifestaciones vinculadas a derechos laborales, aunque no determinaron quiénes fueron los autores de las muertes.

Correa subrayó que las huelgas de hambre, un método de protesta ejercido tradicionalmente por los presos venezolanos, se ha extendido a otros sectores de la sociedad y ha registrado un aumento del 81 %, en 2011 (65 en total) frente a la cifra de 2010.