Para Argentina y Uruguay el sábado será una jornada histórica, ya que justo chocarán por el pase a las semifinales de la Copa América el mismo día en que se cumplirán 95 años del inicio de su tradicional y muy pareja rivalidad.

El 16 de julio de 1916 jugaron por primera vez en la Copa América en el estadio de GEBA, en Buenos Aires, pero el partido debió suspenderse a los cinco minutos por disturbios. El encuentro continuó un día después en la vieja cancha de Racing, en Avellaneda, y beneficiado por el 0-0 como visitante Uruguay se coronó como el primer campeón del torneo sudamericano.

Desde entonces, ambos países ganaron 14 títulos cada uno, convirtiéndose en los máximos campeones. Brasil figura tercero con ocho.

La paridad también es total en el historial entre ambos en partidos de Copa América. Jugaron 29 clásicos, ganaron 13 cada uno y empataron tres.

Además, la igualdad los une en las Copas Mundiales con dos títulos cada uno y en los Juegos Olímpicos, también con dos medallas de oro para sus respectivas vitrinas.