Un abogado surcoreano que dice ser aficionado a los teléfonos iPhone de Apple inició una batalla legal contra la compañía por la capacidad con que cuenta el aparato respecto al seguimiento de los usuarios.

Kim Hyeong-seok dijo el viernes que logró convocar a por lo menos 16.000 personas en Corea del Sur para que se unan en una demanda ejemplar que planea presentar en contra de la multinacional el 1 de agosto.

El abogado de 36 años de antemano logró que la división coreana de Apple le pagara un millón de won (945 dólares) por una demanda que presentó ante una corte regional surcoreana en abril.

Su queja es que el sistema de localización del iPhone que indica el lugar donde un usuario se encuentra viola los derechos a la privacidad de Corea del Sur.

Kim dijo que "me gusta Apple", pero aclaró que su batalla legal es un asunto "entre lo que está bien y lo que está mal".

El vocero de Apple en Seúl, Steve Park, no pudo ser localizado para que comentara al respecto.