Los precios de las acciones bajaron el jueves luego que el presidente de la Reserva Federal estadounidense, Ben Bernanke, desmintiera reportes de que se realizaría pronto otra compra de bonos.

En su segundo día de comparecencia ante el Congreso, Bernanke dijo a los legisladores que la Fed espera que la economía mejore. Dijo que el banco central sólo intervendría con más estímulos económicos si se produce una desaceleración significativa en la economía.

"No estamos preparados en este momento para tomar nuevas medidas", dijo Bernanke.

Las acciones retrocedieron inmediatamente después de las declaraciones y cayeron durante gran parte del día.

Bernanke estaba aclarando los comentarios que hizo el miércoles que dejaron la puerta abierta a nuevas medidas de estímulo económico. Los inversionistas interpretaron sus palabras anteriores en el sentido de que el presidente de la Fed prácticamente había garantizado nuevas acciones para estimular la economía, dijo Jeff Cleveland, economista superior de la administradora de fondos Payden & Rygel.

"Ahora se dan cuenta de que ese no es el caso", dijo Cleveland.

El Standard & Poor's 500 bajó 8,85 unidades (0,7 para ubicarse en 1.308,87, mientras el Dow Jones perdió 54,49 puntos (0,4%) para quedar en 12.437,12 y el tecnológico Nasdaq retrocedió 34,25 unidades (1,2%) para cerrar en 2.762,67.

Fue el cuarto día de pérdidas, de los últimos cinco, en el mercado bursátil. Las preocupaciones de que Italia podría ser el próximo país europeo en verse envuelto en los problemas de deuda de la región han mantenido nerviosos a los inversionistas esta semana.

Google Inc. subió un 12% en las operaciones vespertinas después de que la compañía reportó ganancias que superaron las expectativas de los analistas. Los resultados calmaron a los inversionistas que estaban preocupados de que una reorganización le haría daño a la empresa.

JPMorgan Chase & Co. avanzó un 1,8% después de que el banco informó que el aumento de las tasas de banca de inversión elevaron sus ingresos netos por encima de las expectativas de los analistas.

ConocoPhillips subió un 1,6% después de que la tercera mayor compañía petrolera del país dijo que se partirá en dos. Una empresa será una productora de petróleo, y la otra una refinería. Los inversionistas prefieren dos negocios simples a uno complicado.

Las acciones comenzaron al alza después de que las solicitudes de subsidios por desempleo cayeron el nivel más bajo en tres meses la semana pasada, una señal de que las compañías están despidiendo menos trabajadores. Con 405.000, la cifra sigue siendo superior a las 375.000 que indican un crecimiento saludable del empleo.

Cerca de cuatro acciones cayeron por cada una que subió en la Bolsa de Valores de Nueva York. El volumen de transacciones fue de 3.800 millones de títulos.