Un total de 38 personas, entre ellas dos turistas suizos, fueron rescatadas en la zona del suroeste de Bolivia azotada por fuertes nevadas, que son poco frecuentes en esa región y que en los últimos días han remitido, informaron hoy fuentes oficiales.

El gobernador del departamento de Potosí, Félix González, y el director de Emergencia del ministerio de Defensa, almirante Romeo Vega, confirmaron que fueron evacuados a zonas seguras, tras dos días de trabajo de rescatistas, los dos suizos, 26 soldados y una decena de civiles de esa región fronteriza con Chile.

González aseguró que los suizos están en buen estado y son trasladados al pueblo de Uyuni, adyacente al salar del mismo nombre, una de las más importantes atracciones turísticas de Bolivia, lecho de un antiguo mar a unos 3.600 metros de altitud.

En declaraciones a Efe, Vega, que está en Uyuni, dijo que no hay más turistas extranjeros en la región con problemas por la nevada, al contrario de lo señalado por varios medios.

Las brigadas de rescate tardaron varios días en llegar a pie a la zona donde estaban los suizos y otros damnificados, pues no pudieron realizar operaciones con los pocos helicópteros que tiene Bolivia para estos casos, que no puede volar arriba de los 4.000 metros sobre el nivel del mar.

Una persona de 50 años murió por hipotermia y otras 7.000 resultaron damnificadas por la nevada, la segunda más intensa producida en Potosí desde 2002, cuando una situación similar causó la muerte de cinco personas y decenas de miles de camélidos.