Un atacante suicida provocó el jueves una explosión dentro de una mezquita en el sur de Afganistán, causando la muerte a cuatro personas entre una numerosa asistencia de familiares y amigos que se habían congregado para un servicio fúnebre del hermanastro del presidente afgano, informó el gobierno.

Entre las víctimas estaba Hekmatullah Hekmat, líder del consejo clerical de la provincia de Kandahar, informó el Ministerio del Interior. Por lo menos 13 personas resultaron heridas, dijo Zalmai Ayubi, portavoz del gobernador provincial.

Nadie se atribuyó la responsabilidad del ataque, de inmediato.

La mezquita Sarra Jamai de la ciudad del sudoeste afgano estaba colmada de familiares y amigos del hermanastro del presidente, Ahmed Wali Karzai, que fue asesinado a principios de esta semana. Los asistentes le ofrecían condolencias a la familia del líder provincial.

Wali Karzai fue asesinado a balazos el martes por un confidente, privando al presidente Hamid Karzai de un importante aliado en la provincia de Kandahar, un ex bastión de los talibanes y lugar de recientes ofensivas militares por parte de la coalición encabezada por Estados Unidos.

Los talibanes se adjudicaron la responsabilidad del asesinato, que amenazaba con dejar un vacío de poder en el sur afgano.