El presidente de Uruguay, José Mujica, acusó hoy a la oposición de poner "palos en la rueda" por la interpelación de este jueves en el Parlamento contra los ministros de Industria, Turismo y Medio Ambiente por un millonario proyecto de extracción de hierro a cielo abierto de la firma india Zamin.

"Hoy hay una inusitada convocatoria de tres ministros y si esto no es poner palos en la rueda no sé qué es poner palos en la rueda", afirmó Mujica durante su programa semanal de radio en la emisora M24.

El gobernante, del izquierdista Frente Amplio, sostuvo que dada la importancia del proyecto, informó desde el principio sobre la propuesta a los opositores Partido Nacional y Colorado.

El primer borrador del plan minero presentado por la compañía al Gobierno fue reenviado a ambas agrupaciones políticas porque al Ejecutivo le resultaba "elemental que algo que podía involucrar eventualmente muchos años tuviera un análisis de carácter nacional", pero nunca respondieron.

Además, Mujica dijo no recordar "una convocatoria de tal magnitud por algo que está precisamente a estudio", en alusión a la interpelación de los ministros de Industria, Energía y Minería, Roberto Kreimerman; de Vivienda y Medio Ambiente, Graciela Muslera, y de Turismo y Deportes, Héctor Lescano.

En días pasados, el gobernante llegó a sugerir la posibilidad de realizar un referéndum para saber la opinión de la población sobre la cuestión.

Desde cerca del mediodía de este jueves los tres ministros son sometidos a consultas en la Cámara de Diputados, en una sesión marcada por las acusaciones sobre los supuestos daños al medio ambiente que va a causar la mina de hierro.

La iniciativa tiene su base de operaciones en Valentines, unos 300 kilómetros al noreste de Montevideo, y explotará el mineral en una zona ubicada en la frontera entre los departamentos de Cerro Largo, Durazno, y Treinta y Tres.

La inversión global de Zamin, que opera en Uruguay como Aratirí y que espera comenzar la explotación en 2013, será de 3.000 millones de dólares.

De ellos 1.000 millones serán destinados a la construcción de un puerto de aguas profundas en el departamento de Rocha, más de 200 kilómetros al este de Montevideo.

Brasil ha mostrado interés en participar en esa rama del proyecto, resistida también porque Rocha es un polo de turismo ecológico.

Por el momento las prospecciones realizadas han revelado la existencia probada de 2,1 billones de toneladas de hierro con la excavación de apenas un tercio de la superficie total que se le ha de permitir explorar a la firma india.

Esa cifra permitirá 20 años de explotación pero se estima que pueden ser hasta 90 porque el potencial del yacimiento es de 5 billones de toneladas.

La empresa asegura que no se va a usar ningún producto químico contaminante y que para separar el hierro del resto de minerales se empleará un sistema de electromagnetismo.

No obstante, el senador colorado Pedro Bordaberry presentó un proyecto de ley para reforzar el control del Estado sobre la minería metálica y prohibir los yacimientos a cielo abierto a gran escala, además del uso de cianuro en el sector.

Grupos ecologistas e indígenas se han manifestado en varias ocasiones en las últimas semanas contra la iniciativa.