El ex presidente Hosni Mubarak dijo a los detectives que no ordenó a las fuerzas de seguridad que dispararan contra los manifestantes durante la insurrección de 18 días que llevó a su destitución del cargo.

Mubarak también insistió en que nadie lo habría escuchado si hubiera ordenado que se detuviera la violencia.

Los comentarios de Mubarak quedaron inscritos en la transcripción de su interrogatorio ante fiscales y fueron publicados el jueves por el diario independiente Al-Dustour. Funcionarios judiciales dijeron a la Associated Press que la transcripción era auténtica.

Los funcionarios hablaron bajo condición de permanecer anónimos por la delicadeza del asunto.

El equipo de defensores de Mubarak no pudo ser ubicado para que comentaran al respecto.

Mubarak será procesado bajo acusaciones de haber ordenado el uso de la fuerza letal contra los manifestantes. Cerca de 900 personas murieron a consecuencia de ello.