México anunció el jueves que los hijos de los miembros de las fuerzas armadas y de la policía federal que combaten al narcotráfico recibirán una beca como parte de un programa público-privado para reconocer la labor que realizan.

Denominado "Bécalos por su valor", el programa otorgará más de 3.500 becas a los hijos de soldados, marinos y agentes federales para sus estudios de secundaria.

El plan cuenta con un fondo de 75 millones de pesos (unos 6,3 millones de dólares), de los cuales 45 millones son aportados por el gobiernos federal y el resto la iniciativa privada, incluidos bancos y una televisora.

"Este programa de becas para hijos de elementos de las fuerzas armadas es un buen ejemplo de esta elemental reciprocidad y gratitud que el ejército, la marina y la policía federal se han ganado", dijo Jaime Ruiz Sacristán, presidente de la Asociación de Bancos de México.

Más de 45.000 miembros de las fuerzas armadas y una parte de los 36.000 integrantes de la policía federal combaten a los carteles de las drogas en diversas zonas del país. El nacotráfico ha sido responsabilizado de la violencia que ha dejado más de 35.000 muertos desde diciembre del 2006.

"Tenemos una deuda permanente con los miembros del ejército, de la armada de México y de la policía federal, y que debemos agradecer el enorme servicio que prestan a la patria", dijo el presidente Calderón durante el anuncio del programa de becas.

Las fuerzas federales han sido un pilar fundamental en la estrategia del gobierno del presidente Felipe Calderón contra el crimen organizado y en distintos momentos de su administración se les ha dado otros apoyos, como incrementos a sus salarios y a las pensiones, aunque también han sido blanco de críticas de grupos civiles que han documentado abusos a derechos humanos, en particular por parte de militares.

El anuncio de las becas ocurre dos días después de que la Suprema Corte aprobara un criterio por el que avala que militares involucrados en violaciones a derechos humanos sean juzgados en tribunales civiles y no castrenses, como actualmente ocurre en la mayoría de los casos.

Las becas se entregarán a partir del ciclo escolar que inicia en agosto.

Calderón refirió que las becas se repartirán en función del número de elementos de cada corporación y como el ejército tiene más efectivos, les corresponderá la mayor cantidad, aunque no dijo cuántas.