La prima de riesgo de España ganaba seis puntos básicos en la apertura del mercado de deuda y alcanzaba 313, afectada por la nueva rebaja aplicada por Fitch a Grecia y por la amenaza de Moody's de hacer lo mismo con Estados Unidos.

La rentabilidad del bono español a diez años, cuyo diferencial con el alemán del mismo plazo permite evaluar el riesgo país, subía hasta el 5,836 % desde el 5,822 % de la jornada anterior, en tanto que el rendimiento del bono germano bajaba hasta el 2,724 % desde el 2,748 % precedente.

También las primas de riesgo de otros países de la zona del euro aumentaban desde los niveles de la víspera, de modo que la de Grecia se situaba en 1.426 puntos básicos, la de Irlanda en 1.115 y la de Portugal, en 989.

El riesgo país de Italia, cuyo Parlamento aprobará mañana su plan de ajuste presupuestario, pasaba de 279 a 286 puntos básicos.

Los seguros de impago de deuda (credit default swap o CDS) de España se situaban en 325.160 dólares para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares en bonos españoles a 10 años, por encima de los 309.230 de la víspera, los décimos más caros del mundo.

Respecto a los futuros, los que adelantan el comportamiento de la deuda europea subían hasta el 128,72 % desde el 128,35 % precedente, en tanto que los que pronostican la evolución de la deuda estadounidense parten hoy del 126,26 %.