El banco estadounidense JP Morgan Chase informó hoy de que entre abril y junio tuvo un beneficio neto de 5.431 millones de dólares, el 13,2 % más que en el mismo periodo del año anterior.

El banco neoyorquino tuvo una ganancia en este segundo trimestre del año de 5.431 millones de dólares (1,27 dólares por acción), frente a los 4.795 millones (1,09 dólares por título) de los mismos tres meses de 2010.

Aunque el beneficio de la entidad no logró batir al del primer trimestre de este año, cuando se elevó a 5.555 millones de dólares, sus resultados trimestrales fueron mejores de los previstos por los analistas.

En cuanto a los seis meses transcurridos de este ejercicio, su beneficio neto fue de 10.986 millones de dólares (2,55 dólares por título), el 35 % más que de enero a junio de 2010, cuando registró 8.121 millones de dólares (1,83 dólares por acción).

De abril a junio el banco neoyorquino se anotó unos ingresos de 27.410 millones de dólares, por encima de los 25.613 millones que obtuvo entre abril y junio de 2010.

"Estos resultados del segundo trimestre reflejan la fortaleza de la mayor parte de nuestras divisiones de negocio", dijo el presidente y consejero delegado de la entidad, Jamie Dimon, mediante un comunicado.

Asimismo, indicó que su división de banca de inversión mantiene el liderazgo y señaló que la comercial siguió creciendo, mientras que la minorista continuó anotándose pérdidas relacionadas con el impago de créditos hipotecarios, con una tendencia a la baja.

Su banca de inversión registró en ese periodo un aumento de sus ingresos del 49 %, hasta 2.057 millones de dólares.

JP Morgan comunicó que dispone de 2.600 millones de dólares para compensaciones, frente a los 2.900 millones que reservó en el mismo trimestre del año precedente.

A ese respecto Dimon indicó que aunque esa rúbrica se ha reducido respecto al primer trimestre del año, esas pérdidas siguen siendo elevadas y "desafortunadamente toma algún tiempo resolver esos problemas y es posible que se incurra en costes adicionales. Con el tiempo esos costes se normalizarán también".

En cuanto a los ingresos generados a través de las tarjetas de crédito, la entidad neoyorquina indicó que bajaron el 12 % respecto al mismo periodo de 2010, lo que significa que sus clientes están gastando menos.

El presidente y consejero delegado de JP Morgan Chase señaló que desde que comenzó la recesión la entidad "ha ayudado a hospitales, escuelas, bancos, gobiernos estatales, países y bancos centrales", y precisó que seguirán haciéndolo.

Explicó que en los seis primeros meses de este año JPMorgan Chase proporcionó créditos y captó capital para su clientela por un montante de 990.000 millones de dólares, concedió créditos hipotecarios a 360.000 personas y tarjetas de crédito a otros 4,6 millones, además de haber concedido créditos a 16.800 pequeños negocios, entre otras actividades.

Dimon indicó que en 2009 y 2010 la institución que dirige prestó más de 7.000 millones y 10.000 millones, respectivamente, a pequeños negocios, y calcula que este año ese tipo de créditos superará 12.000 millones de dólares.

"Respecto al futuro, seguimos viendo oportunidades considerables para la compañía. Estamos construyendo una presencia internacional, con más personal, sucursales y productos, y en Estados Unidos invertimos en sucursales y personal bancario y comercial", indicó.

En las operaciones electrónicas previas a la apertura de la Bolsa de Nueva York las acciones de JP Morgan Chase ganaban el 3,10 %, hasta 39,62 dólares por título, mientras que en lo que va de año han retrocedido el 6,6 % y en los últimos doce meses se han revalorizado el 1,98 %.