Una explosión arrasó con una casa en el estado de Nueva York el miércoles por la tarde, haciendo volar escombros a cientos de metros de distancia y dejando cuatro personas muertas, dijo la policía.

Otras ocho personas quedaron heridas, incluyendo un bebé. Tres de los muertos eran adultos, dijo el teniente de la policía estatal John Agresta. La edad de la cuarta persona, que murió después, no se dio a conocer inmediatamente.

La explosión sacudió el pueblo pequeño, a más de 60 kilómetros (40 millas) al noreste de la capital del estado, Albany.

"Sonó como cientos de cartuchos de dinamita", dijo Josh Nelson de Salem. que estaba a unos kilómetros de distancia.

La explosión sacudió un restaurante situado a poco más de kilómetro y medio de distancia (una milla), dijo Diane Keys, empleada del negocio al periódico Post-Star de Glen Falls.

La fuerza de la explosión destruyó la casa por completo, disparando pedazos de madera hasta la propiedad vecina. Los escombros estaban esparcidos por todo el camino y algunas cosas quedaron colgando de las copas de los árboles aledaños.

Los bomberos seguían apilando los escombros mientras investigadores tomaban fotos ya entrada la noche del miércoles.