El Fondo Monetario Internacional (FMI) celebró hoy con "agrado" el compromiso de Argentina de "trabajar estrechamente" con el personal del organismo internacional para "mejorar la calidad" de los datos económicos con los que elaborar los índices de crecimiento e inflación.

El Directorio Ejecutivo del FMI se reunió hoy para considerar "la calidad de la información oficial reportada por Argentina sobre el índice de precios al consumidor del Gran Buenos Aires (IPC-GBA) y el producto bruto interno (PBI)".

A la conclusión del encuentro, el principal órgano rector del FMI emitió un comunicado en el que recordó "la obligación de todos los países miembros de reportar información correcta" al organismo multilateral.

Asimismo, instó a que "la provisión de dichos datos se torne consistente con el cumplimiento de las obligaciones establecidas en el Convenio Constitutivo y se implementen las medidas apropiadas con base en las conversaciones que las autoridades están sosteniendo con el personal técnico del FMI".

Por último, el FMI anunció que su Directorio Ejecutivo se reunirá "nuevamente dentro de un plazo de 180 días para evaluar el progreso alcanzado y decidir sobre las medidas que sean necesarias con base en las recomendaciones del personal técnico del FMI".

El organismo multilateral asesora a petición de Buenos Aires a las autoridades locales en la elaboración del nuevo índice de precios, para lo que una misión técnica del FMI ha visitado el país en dos ocasiones en lo que va de año.

Las estadísticas oficiales de inflación argentinas han sido muy cuestionadas por analistas privados desde enero de 2007, cuando se introdujeron cambios metodológicos en la medición, lo que se atribuye al supuesto intento de manipular las cifras a la baja.

Para 2011, el Gobierno argentino prevé que la inflación será del 8,9 %, mientras que consultores privados han vaticinado que será cercana al 30 %.