Colombia prorrogó hasta el próximo 31 de diciembre la transferencia de energía eléctrica a Venezuela debido a las "condiciones excepcionales" que atraviesa el vecino país en medio de apagones y que requieren apoyo colombiano, se informó el jueves oficialmente.

El suministro colombiano comenzó el 13 de junio e inicialmente estaba previsto hasta el 30 de ese mismo mes, pero "se mantendrá hasta el 31 de diciembre del año 2011", dijo el Ministerio de Minas y Energía colombiano en un comunicado.

"La continuidad de las exportaciones se mantiene debido a las condiciones excepcionales de restricciones técnicas que se vienen presentando en la región nororiental venezolana, condiciones que requieren de nuestro apoyo", agregó el ministerio en su nota divulgada en un correo electrónico.

Desde el 13 de junio se han exportado a Venezuela 22,8 gigavatios-hora desde una estación en La Guajira colombiana, en la frontera con Venezuela, hasta una estación vecina en Zulia, estado venezolano en la frontera, de acuerdo con la cartera de energía.

La última vez que Colombia exportó energía a Venezuela, por ese sistema, conectado de La Guajira a Zulia, fue en abril del 2008, cuando se transfirieron en ese mes 277 megavatios-hora.

El ministerio dijo además que se mantienen las exportaciones a Venezuela a través de un circuito en el departamento colombiano de Norte de Santander, también en la frontera, a través del cual en lo que va del 2011 se ha enviado al vecino país 46,5 gigavatios-hora.

El vicepresidente de Venezuela, Elías Jaua, anunció en junio un plan de ahorro energético para obligar a los consumidores residenciales, comercios, industrias y organismos públicos a reducir el consumo mensual en al menos 10%, ya que de lo contrario tendrán recargos en las facturas o suspensión del servicio.

La imposición del plan de ahorro se da luego de tres grandes apagones que se dieron entre abril y junio en Caracas y varias otras zonas del vecino país por "debilidades en la generación" y accidentes que se presentaron en algunas instalaciones, y que el gobierno de Venezuela atribuyó a presuntas acciones de "sabotaje".

Algunos analistas y opositores al gobierno del presidente venezolano Hugo Chávez sostienen que los apagones se deben a "insuficiencias" en la capacidad de generación, fallas en el mantenimiento de las instalaciones y "deficiencias" gerenciales.