El campeón mundial ligero welter Roniel Iglesias encabeza el equipo cubano de boxeo que intervendrá desde el sábado en dos torneos en Venezuela con vistas al campeonato mundial y los Juegos Panamericanos, de septiembre y octubre venideros.

"Hasta ahora hicimos un buen trabajo, en Venezuela tendremos muchas peleas, anuncian la participación de varios países del continente. Será un buen medidor para Los Juegos Panamericanos de Guadalajara, pero temo que no sea suficiente para el mundial", expresó Iglesias.

El ligero welter cubano, campeón mundial en el 2009 y medallista de bronce olímpico en el 2008, es considerado en la actualidad como el mejor pugilista de la isla y competirá en el torneo de Carabobo, en Valencia, a partir del 17 próximo y el día 24 se trasladará a Barquisimeto para competir en el boxeo de los Juegos del ALBA.

"Necesitamos también pelear en Europa, foguearnos con los boxeadores de ese continente que son los de mayor nivel en la actualidad, es muy importante si queremos elevar el nivel, adquirir confianza para que después caigan las medallas y no vengan los lamentos" comentó Iglesias en conversación con la AP, en días recientes durante un torneo en la capital cubana.

Cuba arrolló por muchos años en el boxeo amateur, pero tras las deserciones de varios de sus campeones olímpicos y mundiales en 2006, empezó a decaer. En los Juegos Olímpicos de 2008 no ganó ninguna medalla de oro y ahora busca reverdecer laureles con un elenco rejuvenecido.

El mediano Emilio Correa y el welter Carlos Banteuyr, ambos subtitulares olímpicos en Beijing, integran también la nómina de la isla.