El índice oficial de precios al consumidor en Argentina subió 0,7% en junio en comparación con el mes anterior, un porcentaje bastante menor al calculado por las consultoras privadas.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) reportó el jueves que la inflación acumulada en el año alcanzó el 4,7%.

Las consultoras privadas habían estimado que el costo de vida subió 1,52% en junio.

Las discrepancias entre las cifras obedecen a las sospechas sobre manipulación de datos que pesan sobre el Indec desde hace cuatro años cuando el gobierno intervino el organismo y desplazó a los técnicos que elaboraban el índice de precios.

El gobierno argumentó que el método de medición utilizado hasta ese momento estaba caduco, pero los críticos denunciaron que la intervención del INDEC tenía un propósito político.

Según el Indec, la suba del costo de vida del mes pasado estuvo empujada por el aumento de precios en el rubro indumentaria (7. También por los mayores costos en equipamiento y mantenimiento del hogar (1%).

La secretaría de comercio interior impuso recientemente multas económicas a consultoras privadas que difundían el índice de inflación con el argumento de que realizan las estimaciones de forma inadecuada. Para evitar sanciones, los analistas privados dan a conocer sus pronósticos en el Congreso a través de dirigentes opositores.

La inflación figura entre las principales preocupaciones de los argentinos, que el próximo 23 de octubre elegirán presidente.