Uruguay es un equipo muy difícil de domar y eso lo demostrará cuando se enfrente el sábado con Argentina por los cuartos de final de la Copa América, dijo el jueves su técnico Oscar Tabárez.

Y no solo eso. Tabárez también dijo que su equipo saldrá a hacerle honor al rico historial de Uruguay, que con 14 títulos es junto con Argentina el máximo campeón de este certamen, el más antiguo del mundo a nivel de selecciones.

"Uruguay es fiel a su historia, somos tercos, somos cabezas duras", dijo Tabárez tras una práctica de su equipo en una cancha auxiliar del club Boca Juniors, en lo que pareció una alusión a la tradicional "garra charrúa" del balompié de su país, que además ganó dos veces la Copa Mundial y otras tantas la medalla de oro olímpica.

Tabárez, quien llevó a Uruguay al cuarto lugar en el Mundial de Sudáfrica 2010, subrayó que ante Argentina siempre es un partido especial por la histórica rivalidad entre vecinos rioplatenses.

"Es un choque especial que se vive muchísimo, la gente lo palpita mucho", dijo Tabárez. "En definitiva, Argentina es una piedra en el camino hacia el objetivo que tiene Uruguay que es ser campeón".

Sobre Lionel Messi, el mejor jugador del mundo y emblema de Argentina, el entrenador destacó que no hay ninguna fórmula para marcarlo.

"Si tienes un problema y no tienes la solución, para qué preocuparse", dijo Tabárez tras dirigir la práctica a puertas cerradas, salvo los últimos 15 minutos en los que se permitió el acceso a la prensa.

Entonces, pudo verse al plantel enfrascado en un informal partido de fútbol en espacios reducidos, con Tabárez apoyado en uno de los arcos y con una pelota debajo de un brazo.

El atacante Diego Forlán, el mejor jugador en Sudáfrica, no estuvo en esos tramos finales del partido.

"Pidió salir, pero no tiene absolutamente nada", manifestó el Maestro Tabárez. "No salió por precaución ni por nada; el jugador sabe mejor que nadie como está".

No quedó claro qué tipo de molestia sintió Forlán, quien salió del campo cojeando levemente.

Sobre el equipo, Tabárez dijo que recién lo dará a conocer sobre la hora porque tiene un par de problemas que resolver.

El zaguero Sebastián Coates recibió ante México el martes su segunda amarilla y estará ausente.

Mauricio Victorino, quien dejó el equipo tras una floja actuación en el debut ante Perú, es el principal candidato a reemplazarlo.

Además, Martín Cáceres está en condiciones de volver al lateral izquierdo luego de cumplir una fecha de suspensión. Ante México fue reemplazado por Alvaro Pereira, autor del gol del triunfo 1-0 y figura del partido.

Pero al parecer Tabárez le respetaría el puesto a Cáceres, para lo cual pasaría Pereira al mediocampo y en ese caso Alvaro González dejaría la titularidad.