Por más que sea un fenomenal futbolista, Lionel Messi no podrá impedir que Uruguay haga valer su juego en el choque ante Argentina el sábado por los cuartos de final de la Copa América, según el técnico uruguayo Oscar Tabárez.

"Hay cosas que ni Messi ni nadie puede impedir", dijo Tabárez el jueves en reunión de prensa.

Tabárez destacó las cualidades del genial atacante del Barcelona y dijo que no tiene una fórmula para frenarlo ya que es un jugador diferente y muy difícil de controlar.

"Messi nos puede crear muchos problemas que no desaparecerán, pero por suerte hay muchas cosas que podemos hacer que ni Messi ni nadie puede impedir", dijo Tabárez luego de un entrenamiento de su equipo en una cancha auxiliar del club Boca Juniors.

"Creemos que parte de la identidad de este grupo es ser tercos, creer que podemos", agregó el Maestro. "Vamos a intentar de planificar todo lo que podamos pero la historia empieza cuando empieza el partido".

Tabárez señaló que los pergaminos de Messi son incomparables en el fútbol de hoy, pero que es imposible predecir que un solo jugador, por más bueno que sea, pueda ganar un partido.

"Son todas suposiciones que se hacen en base a los antecedentes", subrayó el entrenador. "En el caso de Messi, vaya si los tiene y por eso vamos a intentar prepararnos bien, estar en todos los detalles, pero conscientes de que la historia ni siquiera empieza ahí, empieza con el partido".

Sobre Messi, el técnico apeló luego a un proverbio chino: "Si tenés un problema y tenés la solución, para qué te preocupas. Y si tenés un problema y no la solución, también para qué te preocupas". Y agregó: "Messi nos puede crear muchos problemas, que no desaparecerán por más que intentemos evitarlos".

Un día antes, el delantero uruguayo Sebastián Abreu dijo en tono de broma que la fórmula para frenar era "carnearlo" (descuartizar las reses para aprovechar su carne).

El defensor Diego Lugano, acompañante de Tabárez en la reunión de prensa del jueves, destacó que "El Loco (Abreu) dijo lo de carnearlo en tono de broma. No hay una receta para marcar un jugador de ese nivel, si no ya lo hubiesen descubierto y no hubiese hecho la cantidad de goles que hizo en Europa".

"Hay que estar inspirado para el mano a mano y escalonarlo bien", señaló el zaguero del Fenerbahce de Turquía.