Para Lionel Messi la historia es el pasado y lo que vale es cómo llega cada equipo al choque del sábado entre Argentina y Uruguay por el pase a las semifinales de la Copa América.

Según Messi, todo el rico historial que rodea a argentinos y uruguayos no vale a la hora del partido en Santa Fe. Para el delantero de Argentina y el Barcelona español, no hay favoritos.

"Una vez que entramos a la cancha todo lo demás queda afuera", destacó Messi en reunión de prensa en la concentración de su equipo en Ezeiza. "La historia, el presente, cómo llega cada uno. Nosotros sabemos que no podemos cometer errores porque nos quedamos afuera".

"Es una final y Uruguay es un gran equipo", señaló Messi.

Luego ponderó la peligrosidad de todo el equipo uruguayo, pero puso especial énfasis en Diego Forlán, artillero del Atlético de Madrid y elegido el mejor jugador del Mundial de Sudáfrica 2010 en la que los Celestes terminaron en el cuarto lugar.

"Es un gran jugador", dijo la Pulga. "La mayoría de los que estamos acá nos enfrentamos muchas veces con él y sabemos que es un delantero muy peligroso de mucha calidad".

Recordó que Forlán se complementa a la perfección con Luis Suárez por lo que "sin dudas tendremos que tener cuidado".

Argentina y Uruguay, con 14 títulos cada uno, son los países que más veces ganaron la Copa América.