Un joven palestino de 19 años murió hoy en el distrito de Naplusa, en Cisjordania ocupada, por disparos de soldados israelíes durante una redada que acabó en un enfrentamiento con jóvenes, informó la agencia palestina Maan.

El joven, identificado como Ibrahim Sirhan, estudiante de ingeniería, vivía en el campo de refugiados de Al Fara, al norte de la ciudad de Naplusa, donde al amanecer el Ejército israelí realizó una redada por varias casas.

La presencia de decenas de vehículos militares, según esa agencia, desató las protestas de numerosos jóvenes que se enfrentaron a los soldados.

La fuente no precisó en qué circunstancias murió el joven, si en la redada o en las protestas, pero describió que recibió un impacto en el muslo y murió desangrado.

Por otro lado, medios locales informaron de que la Fuerza Aérea israelí bombardeó esta madrugada posiciones palestinas en el norte de Gaza en respuesta al lanzamiento de un cohete ayer desde la franja.

Aviones de la Fuerza Aérea lanzaron dos misiles contra al menos dos talleres para la fabricación de cohetes.

Esta mañana las milicias palestinos respondieron a su vez al ataque con el disparo de otro cohete que cayó en una zona deshabitada.