Toyota ha convertido dos grupos de empresas de ensamblaje de automóviles en el Japón en sus propias subsidiarias e iniciará conversaciones para una fusión con otras tres compañías en un esfuerzo por fortalecer la industria manufacturera japonesa.

El director general de Toyota Motor Corp., Akio Toyoda, hizo el anuncio el miércoles en una conferencia de prensa a través de una pantalla desde Nagoya, en la región central de Japón, en la sede de la automotriz en Tokio.

Toyoda considera que las medidas adoptadas ayudarán a continuar con la producción automotriz en el Japón y acelerará el desarrollo de productos a fin de mantenerse competitivos a nivel mundial pese a las condiciones desvaforables mientras el yen se fortalece.