Un grupo especial de expertos convocado por la Comisión Nacional de Regulación calificó como "inaceptable" el desastre nuclear del Japón y concluyó que las plantas nucleares de Estados Unidos necesitan adoptar mejores medidas de protección en caso de inusuales sucesos catastróficos.

En un comunicado revelado el martes en la noche, la comisión, cuyas siglas son NRC, informó que los 12 pasos recomendados en un reporte de 90 páginas "aumentarán la seguridad y redefinirán qué nivel de protección para la salud pública es considerada adecuada". El reporte completo será dado a conocer el miércoles, informó la NRC.

Las recomendaciones incluidas en el reporte obtenido por The Associated Press reajustarán el nivel de protección en los 104 reactores nucleares del país después del peor desastre nuclear desde Chernóbil a fin de que estén mejor preparadas para incidentes que inicialmente no estaban diseñadas para manejar.

El grupo le dirá a la comisión que los operadores de plantas nucleares recibirán órdenes de reevaluar sus riesgos de sismo e inundación, agregar equipo para evaluar casos de daño simultáneo a los múltiples reactores y asegurar que los instrumentos y energía eléctrica estén listos para vigilar y enfriar los depósitos de combustible utilizado después de un desastre.

La investigación de tres meses surgió a raíz del maremoto y sismo del 11 de marzo en Japón que daño la planta nuclear de Fukushima Dai-ichi.

La comisión especial asegura que las plantas nucleares en Estados Unidos no representan un riesgo inminente para la seguridad pública o el medio ambiente. Pero admite que durante las inspecciones las actuales regulaciones no recibían el mismo trato o consideración por parte de los operadores de plantas o de la NRC.