La federación salvadoreña de fútbol pidió el miércoles a las autoridades judiciales investigar un supuesto arreglo de partidos que involucraban a la selección nacional y al club FAS, en un caso seguido de cerca por la FIFA.

"Se les manifestó (a las autoridades) los rumores que se han oído en algunos medios de comunicación, lo que han escrito algunos periódicos, y en base a eso hemos presentado a la fiscalía nuestro petitorio" sobre una investigación, dijo en rueda de prensa Rafael Villacorta, miembro de la directiva de la federación de fútbol.

El anuncio de Villacorta ocurrió minutos después que cinco de siete miembros del comité ejecutivo de selecciones nacionales, integrado por empresarios que colaboran para el desarrollo de los equipos que representan el país, renunciaron al cargo en demanda de una exhaustiva investigación del supuesto arreglo de partidos.

"En vista de los últimos acontecimientos ha quedado demostrado que nuestros propósitos no se pueden cumplir a no ser que exista una limpieza general y un reordenamiento del fútbol nacional", según un comunicado emitido por los empresarios.

Rafael Calderón, directivo federativo, aclaró que la denuncia no había sido interpuesta debido a que tenía que realizarse una consulta previa a la FIFA "para evitar que pudiesen haber investigaciones paralelas y que pudieran en algún momento afectar la investigación".

Calderón hacía referencia a una investigación coordinada por el jefe de la unidad anticorrupción de la FIFA, Chris Eaton, que visitó la semana pasada El Salvador para sostener una serie de reuniones privadas. "Las instituciones deportivas, insisto, conocen de la situación", apuntó.

El diario local El Gráfico informó que Eaton investiga la supuesta visita al país de Wilson Raj Perumal, un ciudadano de Singapur que ahora está detenido en Finlandia.

Perumal fue arrestado en febrero por tener identificaciones falsas, y ahora es investigado sobre los arreglos de partidos en Finlandia y otros países.

"De parte del comité ejecutivo de la federación salvadoreña de fútbol jamás ha existido ni existirá interés alguno en ocultar absolutamente nada relacionado al quehacer del fútbol del país", apuntó Calderón.

El presidente de la federación salvadoreña de fútbol, Carlos Méndez, dijo la semana pasada que alertaron a la FIFA sobre una empresa con sede en Singapur, la cual preparó un amistoso en octubre del año pasado, en el que El Salvador visitaba a Costa Rica y en el que la compañía propuso sin suerte poner los árbitros.

Villacorta dijo que fue "error" negociar el partido con esa empresa y que nunca imaginaron que pudiera ser "una situación de lavado de dinero, juegos comprados y vendidos".

"Hoy se tiene que comunicarse a la FIFA sobre cualquier contratista que venga, que FIFA tiene que autorizarnos primero... porque las federaciones pobres como las de nosotros están sujetas a esa situación" de engaño, apuntó.