Miembros de la oposición interna de Cuba y ex presos políticos divulgaron hoy una propuesta de transición democrática que incluye la convocatoria de un "diálogo nacional" y la celebración de un plebiscito sobre los cambios.

"El camino del pueblo", nombre del nuevo documento enviado este miércoles a la prensa extranjera, está suscrito por líderes de la disidencia como los premios Sájarov del Parlamento europeo Oswaldo Payá y Guillermo Fariñas; la líder de las Damas de Blanco, Laura Pollán, el portavoz de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), Elizardo Sánchez, y el portavoz de Arco Progresista, Manuel Cuesta Morúa, entre otros.

También suscriben la propuesta ex presos políticos del "Grupo de los 75", como se conoce a los disidentes que fueron condenados en la represión de la Primavera Negra de 2003 y que han sido excarcelados a lo largo del último año.

Hasta la fecha se han adherido al documento 41 disidentes y exprisioneros de conciencia, incluidos muchos de los que se encuentra exiliados en España.

Los firmantes abogan por una transición pacífica hacia un sistema democrático mediante la convocatoria de un "diálogo nacional" que desemboque en elecciones libres para elegir una Asamblea Constituyente y designar a los cargos públicos del país.

También reclaman nuevas leyes para garantizar las libertades de expresión, prensa o asociación y derechos como viajar libremente o tener negocios o empresas privadas, entre otros.

Entre los pasos para la transición este grupo propone la creación de una Comisión Nacional integrada por miembros del gobierno, de la oposición democrática y de otros componentes de la sociedad civil.

Además sugieren promover un plebiscito para que el pueblo decida soberanamente sobre los cambios.

"Sólo a los cubanos nos corresponde definir y decidir sobre los cambios que necesita nuestra sociedad y realizar nuestro proyecto nacional", indica el documento.

El activista por los Derechos Humanos en la isla, Elizardo Sánchez, uno de los firmantes de la propuesta, indicó a Efe que "El camino del pueblo" es un documento "amplio" que pretende establecer una base ideológica de "convergencia" hacia un proceso de transición en Cuba.

El Gobierno de Cuba considera a los disidentes como "contrarrevolucionarios" y los tacha de "mercenarios" al servicio de los Estados Unidos.