La fiscalía federal estadounidense presentó nuevas acusaciones en el presunto caso de fraude en el que al parecer participaron ex funcionarios del gobierno haitiano y ejecutivos de una empresa de telecomunicaciones de la Florida.

Los fiscales dijeron que la empresa, con sede en el condado de Miami-Dade, pagó más de 1,4 millones de dólares a empresas que sólo eran pura apariencia a fin de que fueran usadas para sobornar a funcionarios de la empresa estatal haitiana Teleco, de 2001 a fines de 2006.

Dos ex directivos de Haití Teleco, dos ejecutivos de otra empresa de telecomunicaciones de Miami-Dade y el presidente de una firma asesora fueron procesados por el presunto plan en 2009.

Uno de los directivos se declaró culpable el año pasado de recibir más de un millón de dólares en sobornos y fue condenado a 48 meses de prisión. Un encausamiento anterior presentado el miércoles ante la justicia federal agrega los cargos contra el otro.

Un tercer ex funcionario de Haití Teleco ha sido acusado igualmente.