La Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID) lanzó hoy en Lima la segunda etapa de su programa de conservación de la Amazonía andina, que durante cinco años invertirá 75 millones de dólares en Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.

La Iniciativa para la Conservación de la Amazonía Andina (ICAA), nombre que recibe el programa, busca así potenciar el trabajo que ya ha venido realizando durante los pasados cinco años en un esfuerzo por fortalecer diversos proyectos e instituciones en esos cuatro países.

Según señaló a Efe la gerente de ICAA en Estados Unidos, Connie Campbell, el objetivo de la iniciativa es "crear redes y servicios de apoyo para mejorar la capacidad local en los cuatro países y así conservar la Amazonía".

Este trabajo, que ha contado con un presupuesto de 35 millones de dólares por parte de USAID, a los que se suman 17 millones de sus socios locales, ha permitido también fortalecer trabajos de comunidades indígenas productores de cultivos como cacao o café.

Para registrar los avances logrados, ICAA presentó también hoy en Lima un libro que recoge fotografías y textos donde se explican los trabajos realizados con 21 grupos indígenas y los Gobiernos locales y regionales de los países.

El ministro peruano del Ambiente, Antonio Brack, destacó también el trabajo realizado, en especial por su apoyo a las comunidades indígenas de la selva, quienes aseguró tienen mucho que enseñar a los países de la zona en materia de conservación ambiental.

"Nunca creamos que vamos a la selva para enseñar, hay que ir a aprender de esa gente que ha vivido miles de años allí y que nunca destruyó la selva", afirmó Brack.

A pesar de lo avanzado, Campbell señaló que aún falta más voluntad política de los Gobiernos para implementar leyes y acuerdos que faciliten que las comunidades indígenas tengan "voz y voto y se potencien sus esfuerzos en pro de la conservación".

"Queremos aprovechar los mecanismos nuevos y las políticas nuevas contra el cambio climático, así como el pago por servicios ambientales (pago monetario a las comunidades por no talar los bosques)", agregó Campbell en referencia a los objetivos de la segunda fase.

Esta segunda etapa contará con un presupuesto de alrededor de 75 millones de dólares por parte de USAID, a los que se deberá sumar el de las contrapartes locales, que todavía no está cerrado, según señaló la gerente de ICAA.