El producto interior bruto (PIB) de China, segunda economía mundial, aumentó un 9,5 por ciento en el segundo trimestre de 2011 con respecto al mismo periodo del año pasado, dos décimas menos que en el primero, según informó hoy el Buró Nacional de Estadísticas chino (NBS).

Sumando ambos periodos, en la primera mitad del año el producto interior bruto de China ascendió a 20,44 billones de yuanes (3,16 billones de dólares, 2,25 billones de euros), que equivale a un aumento interanual del 9,6 por ciento, destacó el portavoz del NBS, Sheng Laiyun.

El crecimiento de China mantiene su ritmo descendente desde el último trimestre de 2010, en una tendencia que no sorprende a los analistas ya que el pasado año, tras las medidas de estímulo para hacer frente a la crisis global, Pekín puso en marcha un proceso de "aterrizaje suave" para evitar el sobrecalentamiento de su economía.