La cosecha de naranjas de Florida en la temporada 2010-2011 (octubre a junio) fue un 4 % superior a la del año anterior, con 139 millones de cajas puestas en el mercado, pese a la ola de frío de diciembre pasado, informó hoy el Departamento de Agricultura del estado.

Los resultados finales se quedan un millón de cajas de naranjas por debajo de lo previsto en junio pasado, aunque la cosecha es mayor que la registrada en la temporada de 2009 (133,7 millones de cajas).

Los cítricos suponen para la economía de Florida más de 9.000 millones de dólares al año. El estado es en el primer productor mundial de toronja (pomelo) y el segundo de la región en cosecha de naranjas, sólo superado por Brasil.

El informe del Departamento de Agricultura indica también que se recogieron 19,9 millones de cajas de pomelo (toronja), 1,15 millones de cajas de tangelos (un híbrido entre mandarina y pomelo) y otras 4,6 millones de cajas de mandarina.

Las heladas de diciembre pasado sí tuvieron un impacto mucho más significativo en los precios en origen.

Así, las empresas procesadoras de zumo de naranja, que compran el 95 % de la cosecha anual en Florida, pagaron en octubre pasado a los horticultores una media de 1,6 dólares por libra (454 gramos).

A mediados de febrero abonaron en torno a 1,9 dólares, cifra que ascendió hasta los 2 dólares por libra en el caso de la variedad de naranjas Valencia.