Un club nocturno de Las Vegas, propiedad de Eva Longoria, cerró sus puertas provisoriamente debido a problemas financieros.

El club Beso se encuentra en el centro comercial CityCenter sobre el Las Vegas Strip, la arteria principal de los hoteles y casinos.

El abogado de quiebras Lenard Schwartzer dijo el miércoles que el restaurante unido al club seguirá funcionando porque es rentable.

El club nocturno podría ser renovado y reabierto, añadió.

Beso LLC pidió la quiebra en enero con una deuda de casi 5,7 millones de dólares y pérdidas superiores a 76.000 dólares mensuales, según documentos judiciales.

Longoria posee un tercio del negocio, pero a la vez aparece como acreedora no asegurada.