El sindicato de peloteros del béisbol profesional de las Grandes Ligas, a través de un comunicado oficial, quiso dejar bien clara su oposición a la ley de inmigración que se aprobó en el estado de Arizona y que se conoce como la SB 1070, a la vez que explicaba su decisión de permitir a los afiliados a que disputasen el Juego de las Estrellas, en Phoenix.

"El pasado 30 de abril del 2010 nuestra sindicato ya expresó públicamente la oposición a la ley SB 1070 y que trabajaríamos en tomar otro tipo de medidas para defender a nuestros afiliados si se mantenía en los mismos términos", expresa el comunicado del sindicato que se dio a conocer antes del Juego de las Estrellas.

En el mismo también se señala que partes importante de la ley no han podido entrar en vigor ante el bloqueo que sufren en las distintas cortes federales y por lo tanto les pidieron a sus afiliados que participasen con normalidad en todas y cada una de las actividades programadas para el descanso del llamado "Clásico del Verano".

"El Juego de las Estrellas es una oportunidad para celebrar lo mejor que ofrece el béisbol de las Grandes Ligas al estar con los mejores jugadores provenientes de todos los países del mundo y que forman parte de los 30 equipos que configuran la competición regular", destaca el comunicado. "Además de eso también quedará reflejado en el juego el compromiso del las Grandes Ligas por la excelencia, y el reconocimiento de la calidad individual".

En el comunicado del sindicato también se señala que el éxito del deporte del béisbol está en la aportación que han hecho los jugadores sin distinción de raza, nacionalidades y orígenes para trabajar todos en unión en la búsqueda de objetivos comunes.

"Nuestra nación continúa trabajando para superar asuntos muy serios relacionados con la inmigración, el prejuicio y la protección del derecho de las libertades individuales por lo que todos estos asuntos no serán resueltos en el Chase Field o el cualquier otro campo de juego de béisbol sino que tendrán que ser discutidos y trabajados en el Congreso y los tribunales que es donde se tienen que debatir las posiciones de cada uno", subraya el comunicado.

El sindicato de peloteros también reitera que el Juego de las Estrellas del béisbol de las Grandes Ligas cumple con la promesa de hacer un mundo mejor de la única manera que mejor puede hacerlo y es permitiendo a todos, sin importar su origen, participen.

"Esa realidad y verdad nos puede permitir no sólo celebrar en el apartado deportivo sino también servirnos de reflexión y de aprender a como superar problemas en otros apartados de la vida", concluye el comunicado.