El director de los principales servicios secretos paquistaníes (ISI), Ahmad Shuja Pasha, partió hoy hacia Washington para una visita que se produce después de que EEUU anunciara la suspensión de 800 millones de dólares en ayuda militar para Pakistán.

Según una fuente militar citada por el canal televisivo Geo, el jefe del espionaje paquistaní se reunirá con la cúpula militar y de la inteligencia estadounidense en una visita de un día.

Pasha ya ha viajado en otras ocasiones a Washington en períodos en los que la relación entre ambos países atravesaba un mal momento.

EEUU tomó la decisión de suspender la entrega de estos 800 millones de dólares al comprobar durante las últimas semanas que el Ejército paquistaní no estaba dispuesto a cumplir sus exigencias.

Para los norteamericanos, inmersos en el inicio de la retirada de sus tropas en Afganistán, es primordial golpear a los grupos talibanes que operan desde las áreas tribales paquistaníes.

Para Washington, el Ejército de Pakistán se ha cruzado de brazos tras la operación de EEUU que acabó con la vida de Osama Bin Laden el pasado 2 de mayo.

Las Fuerzas Armadas de Pakistán reaccionaron al anuncio de Washington asegurando que esta suspensión de ayuda no afectará a sus operaciones contra la insurgencia talibán.

En una entrevista televisiva, el ministro paquistaní de Defensa, Ahmed Mukhtar, amenazó incluso ayer con sacar un número indeterminado de tropas de la frontera afgana como respuesta a la decisión de EEUU.