El FMI dijo hoy que el debate en la zona euro sobre la ayuda adicional a Grecia y la participación de los acreedores privados en el segundo paquete de rescate al país es un "enorme problema" para generar confianza en la economía helena.

"Grecia necesitará más tiempo para recuperar el acceso a los mercados de capitales y necesita ayuda externa adicional", señaló el organismo, que criticó el que, pese a comprometerse a ofrecer esa ayuda, la zona euro continúe con un debate "muy público" sobre el segundo paquete de rescate y la participación del sector privado en el mismo.

"La incertidumbre ha afectado negativamente a los mercados, sin lugar a dudas", aseguró hoy Poul Thomsen, responsable de la misión de Grecia del Fondo Monetario Internacional (FMI), en una rueda de prensa telefónica en la que abordó las conclusiones del informe.

El alto funcionario insistió, en ese sentido, en la "urgencia" de alcanzar una conclusión sobre el segundo paquete de ayuda, que se sumaría al rescate conjunto de la Unión Europea y el FMI por valor de 110.000 millones de dólares aprobado en mayo de 2010.

Aun así, Thomsen valoró positivamente el comunicado emitido la noche del lunes por los ministros de Finanzas de la zona euro tras su reunión de emergencia en Bruselas.

"El Eurogrupo se da cuenta (de la urgencia del asunto) y está acelerando la toma de una decisión al respecto, no sólo sobre los acreedores privados, sino también sobre otras iniciativas que podrían ayudar a la viabilidad de la deuda" griega, añadió.

El responsable del FMI para Grecia calificó de "muy importante" la reunión de los titulares de Finanzas de la zona euro el lunes.

Mencionó que la situación ha entrado en una fase que se saldará con "sugerencias concretas", incluidas fórmulas para reducir el servicio del pago de la deuda por parte de Grecia.

"Es un avance muy importante que se ha alcanzado desde que se finalizó el informe publicado hoy el pasado 4 de julio, concluyó.

Por lo demás, y en línea con lo apuntado el lunes por la nueva directora gerente del FMI, la francesa Christine Lagarde, el jefe de la misión para Grecia indicó que Atenas no ha pedido al Fondo ayuda adicional.

"Tenemos un programa en marcha que estará vigente durante otros dos años y solo se ha desembolsado la mitad del dinero en el programa hasta la fecha", añadió Thomsen.

"No ha habido una petición para un nuevo programa", insistió.

Lagarde dijo el lunes que no ha llegado el momento de abordar "las condiciones, términos, duración y volumen" de un nuevo paquete de ayuda del Fondo, en unas declaraciones que fueron mal recibidas ayer por los mercados.