El director estadounidense George Lucas ha restaurado un antiguo monasterio de la orden de los capuchinos en Italia, que había adquirido en 2009 por seis millones de dólares en la localidad de Passignano (centro de Italia).

Lucas supervisó directamente las obras de restauración del monasterio, que ocupa 800 metros cuadrados sobre tres niveles, en los que distribuyó un spa, una sala de billar, una biblioteca, y una sala privada de cine con capacidad para veinte personas, según el sitio web Umbriatouring.it.

El monasterio, un edificio de piedra rodeado por cipreses y robles, en la región italiana de Umbría, tiene anexa una iglesia con campanario del siglo XIII.

El productor ejecutivo de Indiana Jones aloja estos días en su residencia a sus amigos y directores estadounidenses Steven Spielberg, Francis Ford Coppola y Ron Howard.