Estados Unidos y Japón se medirán por el título en el Mundial de fútbol de mujeres, luego que ambas selecciones sortearon el miércoles por idéntico marcador de 3-1 sus respectivos cotejos de semifinales.

En las dos selecciones, el valor más preciado es el trabajo en equipo. Pero salvo eso y el marcador con el que ambas se impusieron en sus duelos, abundan las diferencias entre Estados Unidos y Japón.

La selección estadounidense volvió a conjurar el exceso de confianza y el cansancio. Se sobrepuso de nuevo a la adversidad a fin de encontrar el juego de conjunto y los goles decisivos para vencer a Francia.

Japón, en tanto, se valió de la paciencia tras verse en desventaja ante Suecia en los albores del encuentro, y acató al pie de la letra las indicaciones desde el banquillo para responder y triunfar.

Otra diferencia es que Estados Unidos constituye una potencia en el fútbol de mujeres. Japón, en cambio, es la sorpresa de este Mundial que se disputa en Alemania, luego de doblegar en los cuartos de final a las anfitrionas y de imponerse a las poderosas suecas.

Además, Japón es el favorito sentimental de muchos, tras el terremoto y el tsunami que arrasaron el noreste del país este año. Así, las orientales se han metido a la final por primera vez en su historia.

Después de la victoria espectacular frente a Brasil en los penales, Estados Unidos buscará un título que no conquista desde 1999.

Las estadounidenses derrotaron 3-1 a Francia, en un partido donde predominó el suspenso hasta que Abby Wambach remató de cabeza a los 79 minutos para romper el empate a 1. Alex Morgan anotó 3 minutos después, para sentenciar el encuentro.

"No podemos conseguir estos triunfos solas. Sabemos que toda una nación nos apoya", dijo la delantera Wambach. "Creemos en nosotras y estamos en la final".

Fue el tercer gol de Wambach en el Mundial y el duodécimo en su carrera, con lo que alcanzó a su compatriota Michelle Akers en el tercer lugar de la lista de las mejores goleadoras en mundiales.

Pese a la derrota, el Mundial fue un éxito para Francia, que llegó por primera vez a las semifinales y se clasificó para los próximos Juegos Olímpicos en Londres.

Las japonesas, luego de su triunfo más reciente, volvieron a desplegar una gran manta con un mensaje que decía en inglés: "A nuestros amigos en todo el mundo, gracias por su apoyo", en referencia a la ayuda posterior al sismo y al tsunami del 11 de marzo, que dejaron casi 23.000 muertos o desaparecidos.

"Lo que hemos hecho hasta ahora es muy bueno para Japón", dijo Sasaki. "Estamos todavía recuperándonos del desastre. Hubo muchas víctimas... Las pequeñas cosas, como una victoria, pueden dar aliento y esperanza a la gente".

Nahomi Kawasumi, quien alineó de forma inesperada, anotó dos goles por Japón. Había jugado apenas 29 minutos en el torneo, antes de que el técnico Norio Sasaki la colocara de inicio en el duelo más importante en la historia del fútbol de ese país.

_____

Nancy Armour contribuyó con este despacho desde Moenchengladbach, Alemania.