El director de la NASA, Charles Bolden, reiteró hoy que el fin de la era de los transbordadores no es el fin de los viajes tripulados al espacio y si bien "los niños de hoy no volarán en los transbordadores, caminarán en Marte".

Bolden compareció ante el comité de Ciencia, Espacio y Tecnología de la Cámara de los Representantes, cuyos miembros fueron muy críticos con la agencia espacial estadounidense, y en particular con su director, por no tener preparado un vehículo para sustituir a los transbordadores.

El presidente del comité, el republicano Ralph Hall, representante por Texas, recordó que la audiencia se convocó hace meses para que Bolden hablara que los costes, las capacidades, el programa de desarrollo y cómo sería el nuevo vehículo espacial.

Sin embargo, nueve meses después de que el presidente estadounidense, Barack Obama, firmara la ley de autorización de fondos para la NASA, que incluía cláusulas para seleccionar la próxima nave tripulada y el sistema de lanzamiento, Bolden no ha anunciado en qué vehículo trabajará Estados Unidos.

Hall consideró que es un "insulto" para los miembros del Comité y una "vergüenza" para los que quieren "preservar", "proteger" y "defender" el liderazgo de Estados Unidos en la exploración espacial.

"Estamos viendo pagar a la NASA por viajes a la estación espacial a países que podrían no tener en mente los mejores intereses de Estados Unidos", ironizó Hall.

Los astronautas estadounidenses que viajen a partir de ahora a la EEI tendrán que hacerlo a bordo de las naves rusas Soyuz, por lo que tendrán que pagar más de 40 millones de dólares y en cada viaje no podrán participar más de dos astronautas estadounidenses.

Bolden defendió que el final de los transbordadores no es el final de la exploración espacial y, al contrario, en el radar de la NASA está alcanzar un asteroide en 2025 y liderar una misión tripulada a Marte para 2030.

"Los niños de hoy no volarán en el transbordador, pero caminarán en Marte", aseguró en su comparecencia, en la que aseguró que la agencia espacial está involucrada en "complejas misiones que requieren mucha pericia técnica" para alcanzar destinos en el espacio profundo, más allá del sistema solar.

Por su parte, la congresista demócrata, Eddie Bernice Johnson, recordó que Bolden señaló en un informe preliminar en enero que para junio de este año anunciaría el relevo, aunque se dirigió a sus colegas para recordar que la NASA necesita más fondos para continuar con la investigación.

"La NASA no puede hacer lo que le estamos pidiendo si se le siguen cortando los fondos", advirtió.