Un hombre fue sentenciado a 18 años en prisión por intervenir ilegalmente las redes inalámbricas de sus vecinos e implicarlos para distribuir pornografía infantil y mensajes electrónicos con amenazas contra el vicepresidente Joe Biden y otros funcionarios.

Barry Ardolf, de Blaine, Minnesota, recibió la sentencia el jueves en una corte federal en Saint Paul.

En un alegato judicial en diciembre, Ardolf, de 46 años, admitió haber usado la red intervenida para enviar mensajes electrónicos sexualmente explícitos — incluyendo uno con pornografía infantil — a los compañeros de trabajo de sus vecinos. También envió amenazas a Biden y otros funcionarios públicos firmándolos con el nombre de su vecino.

Fue acusado de los cargos en junio de 2010.

Minnesota Public Radio reportó que Donald Oswald, del FBI estatal, dio a conocer un comunicado diciendo que el evidente motivo de Ardolf fue "arruinar la reputación y forma de ganarse la vida de las víctimas".